Rafael Ferreiro, productor vanguardia en Amancio. Foto: Bárbara Borrás Aguilar
Rafael Ferreiro, productor vanguardia en Amancio.
Foto: Bárbara Borrás Aguilar

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) prevé el apoyo de los esfuerzos para fortalecer los vínculos entre las cadenas de valor agrícolas locales y las redes de protección social. Uno de los principales objetivos es la garantía de disponibilidad  de alimentos con un consumo más diversificado, reduciendo las importaciones por este concepto.

Es aquí donde el PMA para promover la interacción entre actores directos e indirectos busca alternativas creadoras que muestren los resultados. La feria Servi Agro del Fríjol es un espacio de intercambio donde se ponen de manifiesto los vínculos entre los campesinos y campesinos con organismos y entidades locales.

De esta forma encuentran oportunidades de negocios, sugerencias y motivaciones a favor del desarrollo agrícola. En  Amancio, tuvo lugar este importante evento, con la participación de las seis cooperativas locales que intervienen en la producción de variedades del fríjol.

El objetivo de la feria fue el fortalecimiento de los vínculos entre los Sistemas se Protección Social y las cadenas de valor agrícolas, con exposiciones de platos donde la leguminosa era la principal protagonista.

Centros priorizados como los Hogares de Ancianos, Círculos Infantiles y el Hogar Materno cuentan en estos momentos con una variedad nombrada Cubana 23, más fortificada por el por ciento de hierro que contiene y fue cosechada en esta sureña localidad tunera.

Oportunidades en el stand del Banco de Crédito y Comercio. Foto: Bárbara Borrás Aguilar
Oportunidades en el stand del Banco de Crédito y Comercio.
Foto: Bárbara Borrás Aguilar

Se destacaron los stands del Banco de Crédito y Comercio con excelentes oportunidades para los productores, el Centro Universitario "Haydée Santamaría Cuadrado", la unidad empresarial de base Semillas Las Tunas, así como las entidades locales encargadas de labores agrícolas.

La exhibición de la maquinaria agrícola con tecnología moderna encargada de llevar adelante todo el proceso productivo, acaparó la atención de los participantes.

No faltaron las frutas como limones, toronjas, guayabas, platanitos, entre otras, cultivadas en la cooperativa de créditos y servicios “Lino Álvarez de las Mercedes” que hoy cuenta con alrededor de 20 especies en 20 hectáreas.

Intercambios de experiencias, muestras de platos a partir del fríjol y una exposición de dibujos ganadores de concursos auspiciados por el PMA, también formaron parte de la jornada.

 

Autoridades del PMA en Las Tunas monitorean los resultados y condiciones en que se obtienen. Foto: Bárbara Borrás Aguilar
Autoridades del PMA en Las Tunas monitorean los resultados y condiciones en que se obtienen.
Foto: Bárbara Borrás Aguilar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar